domingo, 16 de noviembre de 2014

Frittata

Los huevos son un ingrediente fundamental en muchas casas, algo que siempre tenemos en la nevera por si versatilidad y su contenido nutricional (las claras de huevo son la única proteína sin nada de grasa, mientras que la yema, que sí tiene grasa y colesterol, aporta vitaminas). En España es muy popular la tortilla de patatas, a la que a veces le echamos otras cositas para darle un toque diferente. Hoy os animo a probar la frittata italiana, la version cargada de verduras de nuestra tradicional tortilla. Como siempre con las verduras podemos crear nuestra combinación ideal, pero suele llevar calabacín, que queda muy tierno y se corta muy bien en rodajitas, tomate y patata. Yo esta vez además le puse espinacas descongeladas, a veces le he puesto también champiñones o berenjena... Se le puede poner bacon ya cocinado... ¡Lo que más os guste!


Tiempo: 30 mins
Raciones: 4

Ingredientes:
6 huevos (si queremos ahorrarnos la grasa de los yemas podemos poner menos yemas y substituir el mismo número de yema que quitemos por más claras para que la cantidad de huevo sea la misma)
1 calabacín mediano
1 tomate grande
1 patata grande
1 taza de espinacas descongeladas
aceite de girasol (o de oliva al gusto para freir la tortilla)
sal y pimienta

1. Preparamos las veduras lavándola y pelando la patata (yo dejo la piel del calabacín) y cortamos todo en rodajas de 3mm de grosor.

2. En una sartén ponemos a calentar el aceite de girasol y cuando esté caliente ponemos las patatas a freír con un poquito de sal, hasta que estén blandas pero no muy doradas. Cuando estén listas las sacamos con una espumadera y reservamos.

3. Mientras, en un cuenco grande batimos los huevos y salpimentamos al gusto. Cuando las patatas estén listas las incorporamos al huevo, asegurándonos de separarlas pero sin romperlas. Añadimos también los calabacines y las espinaca y removemos para repartirlo.

4. Yo dejé el aceite de las patatas en la sartén caliente, porque no era mucho, y ahí vertí la mezcla del huevo con las verduras cuando estaba muy caliente y una gotita de huevo se cocía al instante. Una vez la mezcla estaba en la sartén y repartí bien las verduras, coloqué por encima las rodajas de tomate, tapé y bajé el fuego a medio. Cuando veamos que los bordes ya están hechos y empieza a cuajar toda la tortilla es hora de darle la vuelta con nuestra mejor técnica :-) Y la devolvemos a la sartén para terminar de hacerla por ese lado. Ojalá los tomates no se hayan movido mucho, porque me parece que queda muy bonito con ellos puestos ordenaditos por encima.

5. Cuando esté hecha a nuestro gusto, la pondremos sobre un plato con la parte de los tomates hacia arriba, y podemos rallar un poquito de parmesano o poner mozzarella por encima.

NOTA: muchas recetas de frittata la terminan en el horno, es decir, en vez de darle la vuelta, meten la sartén (asegurándonos de que nuestra sartén se puede meter al horno, la mayoría con la capa antiadherente no se pueden, y si tienen el mango de plástico hay que taparlo con bastante papel de aluminio para protegerlo) en el horno a unos 180ºC hasta que se hace por encima. Yo creo que es porque no se atreven a tener el arte que tenemos los españoles dándole la vuelta a la tortilla :-) Pero lo digo por si alguien lo quiere hacer así. 


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Le puedes poner cualquier verdura, pero el calabacín y el tomate para mí son indispensables :) le pondría champis también pero no a todos en casa nos gustan...

      Eliminar