jueves, 16 de octubre de 2014

Guacamole

Una receta de lo más fácil, y también muy saludable. El aguacate es una fuente estupenda de nutrientes ya que contiene muchísima grasa que ayuda a regular el colesterol y aporta omega-3 y mucho omega-6, contiene también mucho ácido fólico, importantes en el embarazo y el desarrollo cerebral en los más pequeños. Un aguacate nos aporta el 33% de la vitamina C diaria recomendada, también es buena fuente de amino ácidos esenciales, proteína, vitamina E (genial para la piel, pelo y uñas), vitamina K (importante para la coagulación de la sangre), vitamina B6, potasio, cobre y otros minerales. Es un alimento verdaderamente completo además de delicioso.

El guacamole viene, como los aguacates en sí, de la comida tradiconal mejicana y me encanta porque se puede ajustar al gusto de cada uno, y utiliza ingredientes que son ricos nutricionalmente y fáciles de encontrar en el frigorífico de cada casa. Para que el guacamole quede bien, el aguacate debe estar blandito, al tocarlo, la cáscara debe estar rugosa, pero suave si lo presionamos un poco, ya que al madurar, la cáscara se desprende ligeramente de la carne del aguacate. Si un aguacate está firme, no cede a la presión en la mano, notamos que está muy compacto, lo podemos dejar madurar sin refrigerar unos 2-3 días. Es fácil ver si se pasa de maduro porque enseguida se forma moho donde estuvo enganchado a la ramita.




Para sacar la carne de un aguacate no debemos pelarlo. Si está maduro, la carne saldrá muy bien con una cuchara desde dentro. Lo cortaremos como cortaríamos un huevo duro, a la mitad de arriba a abajo, clavando el cuchillo hasta el hueso. Una vez hemos hecho el corte completo, será my fácil separar las mitades, y el hueso quedará en una de ellas. Para sacar el hueso damos un golpe clavando la hoja del cuchillo en el hueso y lo retiramos para arriba. Ahora solo debemos sacar la carne con una cuchara.

En esta receta usé un sólo aguacate. Por primera vez aparece mi peque por aquí, porque las fotos las estaba haciendo a él más que al guacamole :-) ese día aprendió a comerlo mojando una tortilla de maíz, se comió todo el cuenco en menos de 5 minutos! Le gusta el guacamole, pero lo que más le gusta es preparar las cosas conmigo, mientras lo preparaba estaba somado y se le veía super preparado para atacarle con un puñadito de tortillas :-)

Tiempo: 5 minutos
Raciones: 2?

Ingredientes:
1 aguacate
1 puñadito de hojas de cilantro (al gusto, empecemos con poco y podemos añadir más después)
1/2 jalapeño (sin pipas para que pique menos, con pipas si nos gusta picón)
1/2 tomate cortado muy fino
1 cucharada de cebolla picada muy fina
1/2 cucharada de jugo de limón

1. En un bowl ponemos la carne del aguacate, y añadimos el resto de ingredientes, lo espachurramos todo con un tenedor hasta conseguir la consistencia deseada. Se debe servir con tortillas de maíz o totopos.

2. Se puede omitir el jalapeño, como yo hice para el peque, si no nos gusta el picante, o se puede añadir uno entero si nos gusta mucho... Yo nunca le pongo cebolla porque no me gusta... Es totalmente flexible a nuestro gusto.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. :) es medio cute... :) y le gusta el guacamole que no veas, el otro día compramos uno que para mí estaba demasiado fuerte y él se lo comía con las tostaditas como si nada, y de pronto le veo que está comiendoselo a cucharadas :) menos mal que es super saludable!

      Eliminar