viernes, 11 de julio de 2014

Empanadillas rellenas de maíz cremoso


Empanadillas rellenas de Maiz cremoso


Las empanadillas o empandas son geniales porque nos dan la oportunidad de crear infinidad de rellenos. Las empanadillas más normales en España pueden ser las de atún, al igual que la empanada estilo gallego grande, pero en LatinoAmérica, las empanadas (las pequeñas) son rellenas de carne normalmente. Esta versión que os presento es vegetariana y se puede hacer fácilmente vegana usando queso y crema veganos o directamente omitiendo el queso y usando la leche que tomeis. Es una receta muy muy fácil, ligera y llena de sabor gracias a las especias. Os animo a hacer las empanadas o empanadillas siempre al horno, ya que nos ahorramos la grasa añadida del aceite al freirlas y quedan igual de ricas al estar crujientes por fuera y calentitas por dentro.

En mi foto veis que mis empanadillas son un poco más naranjas que las que venden en España normalmente. Aquí tenemos la marca Goya, que es originaria de Sevilla, pero es el mayor importador de productos latinos en Estados Unidos. Es prácticamente el equivalente a decir "producto latino", en algunos supermercados yo he visto en los carteles donde pone lo que encuentras en cada pasillo poner "Asian. Indian. Goya. ...." como si fuera un tipo de cocina en sí mismo. Esta marca tiene productos de muy buena calidad y es donde se pueden encontrar mayor número de clases de judías y verduras enlatadas en general. Tienen cantidad de salsas, harinas, arroces (también preparados) y además tienen una buena sección de productos congelados, con cosas que van desde pulpas de frutas hasta platos precocinados. Ahí es donde encuentro los discos de empanadilla y en mi supermercado además tienen los dos tipos típicos en Latino América, los blancos, y los naranjas que llevan anato para que de ese color. Saben yo diría que igual, pero les da colorcito.  


Raciones: 10-12 empanadillas (un paquete)
Tiempo: 1 hora (con el tiempo del horno)

1 paquete de empanadillas

3 cucharadas de mantequilla o margarina
3 cucharadas de cebollino picado fino
1 cucharadita de albahaca picada fina (o seca)
5 tazas de maíz en grano (puede ser congelado y descongelado, de lata o cortado de mazorcas, no importa)
2 dientes de ajo o 1 cucharadita de ajo en polvo
1/4 taza de maicena o almidón de maíz
2/3 de taza de nata (o substitución vegana)
1 cucharada de zumo de limón
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de cayena molida
pimienta negra molida al gusto
100gr Mozzarella rallada
un poquito de nata para dorar


1. Para evitar que se sequen los discos no los abrais hasta el último momento y después mantedlos tapados con un trapito húmedo mientras los rellenais uno a uno. En una cacerola mediana o una sartén  grande derretimos la mantequilla a fuego medio, añadimos el cebollino y el albahaca y los salteamos 2 minutos. En una batidora de vaso o en un bol grande usando la batidora de inmersión, vamos a triturar pero no liquar (que quede como una papilla con grumos, no como un batido) el maíz, ajo, almidón o maicena, la nata, el zumo de limón, la cayena, la sal y la pimienta. Lo vertimos en la cacerola o sartén y lo dejamos al fuego medio unos 8-10 minutos, pasando una espátula de vez en cuando, para darle la vuelta y despegarlo, que se dore homogéneamente. Cuando se vea que se hace una masa consistente y sea fácil levantar un trozo grande con la espátula, lo retiramos del fuego y lo podemos probar para ajustar los condimentos al gusto.

2. El relleno puede ser ahora guardado para usar más tarde o al día siguiente si lo guardamos en el frigorífico. Cuando estemos listos para montar las empanadillas, precalentamos el horno a 200ºC y mientras las vamos rellenando y sellando.

3. Para rellenar las empanadillas las colocamos de una en una en una o dos en dos, para que no se sequen, en una bandeja de horno (puedes poner papel de aluminio en la bandeja para asegurarte de que no se pegan). En el centro de cada disco ponemos una buena cucharada de relleno de maíz y un poquito de queso. Cerramos el disco presionando los bordes y asegurándolos aplastando el borde con los dientes de un tenedor. Un truquito que muchos sabréis es pasar un poco de agua por el borde de las empanadillas si veis que no se pegan bien, yo suelo tener un cuenquecito con agua y con un dedo mojado humedezco el borde antes de sellarlo con el tenedor.

4. Cuando tengamos todas las empanadillas rellenas en la bandeja, usamos una brocha para extender una pequeña cantidad de nata por encima para ayudar a que se doren. Las metemos al horno unos 20-30 minutos y cuando estén doradas las sacamos y dejamos reposar unos 5 minutos. ¡Deliciosas!

2 comentarios:

  1. Me encanta este blog.Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. ;) Quiero que inspire a variar un poquito! Ya ves que puede ser facil...!

    ResponderEliminar